Castillo Bratislava

7 cosas que hacer en Bratislava


Si en breve visitas la capital eslovaca y te preguntas que hay que ver en Bratislava, estás en el lugar indicado. Después de vivir 3 años en esta ciudad, te puedo asegurar que todos aquellos comentarios que escuches de que no hay nada que ver, son erróneos y aquí te presentamos 7 planes a realizar en la ciudad. 
Como no, el primer plan a realizar a visitar el centro de la ciudad. Empezando por la Iglesia azul, pasando por el palacio del presidente para terminar en la Catedral de San Martin. En otro artículo, os cuento con más detalle cada rincón del centro de la ciudad. 


1. Castillo


Una vez hayas terminado en el centro de la ciudad, es tiempo de subir a la zona del castillo y disfrutar de una de las mejores vistas a la ciudad. De camino encontrarás la casa del Buen Pastor, actualmente alberga la exposición de relojes históricos. Un edificio de estilo rococó del siglo XVIII. 
A escasos 5 minutos de esta casa, se encuentra el castillo. Un edificio que parece muy moderno para ser un castillo, pero un enorme incendio a inicios de 1800 lo devastó casi por completo. En el interior del castillo, se alberga la historia del castillo. La ruta visitable, accede a una de las torres del castillo con unas preciosas vistas a la ciudad. En la parte posterior del castillo, podrás visitar los jardines del castillo. Proyecto terminado hace alrededor de 3 años. 

2. Slavin


Si aún te quedan ganas para subir alguna cuesta. El siguiente lugar que te recomiendo es subir al Slavin. El monumento y cementerio en conmemoración a los caídos de la segunda guerra mundial. Más de 8000 soldados soviéticos que se encuentran enterrados en lo alto de esta colina de los Pequeños Cárpatos.  Un paseo que te llevará alrededor de 30 minutos desde el centro de la ciudad. Tan solo tienes que tomar como punto de referencia el obelisco de 40 metros de altura y seguro que lo encuentras con facilidad. 


3. Kamzik


Para aquellos que busquen una recompensa después de una pequeña ruta por la montaña, esta es tu mejor opción. Kamzik es la torre de televisión, construida en 1956 y de una altura de 439 metros de altura. Desde la que podrás tener una vista panorámica a toda la ciudad. Si estás de suerte y el día está despejado, podrás ver hasta los Alpes!
Para llegar a Kamzik, tendrás que coger el autobús hasta la parada de ŽST Železná studienka o Patronka. Y de ahí empezar tu aventura por el bosque de Kamzik. El paseo te llevara alrededor de los 40 minutos para recorrer alrededor de 3 km. A lo alto de la torre de televisión, encontrarás la cafetería y el restaurante. ¡No te preocupes que los precios de la cafetería son muy asequibles! 

4. Museos


En la capital eslovaca podrás encontrar muchos museos dedicados a la historia de la ciudad, arte y cultura eslovaca tanto de arte moderno como de siglos pasados, el museo de las armas, el museo del reloj o el museo arqueológico, entre otros. 
La galería nacional eslovaca, se encuentra en el centro de la ciudad, a orillas del Danubio. La entrada es gratuita y en esta galería podrás encontrar exposiciones temporales y repartidas en varias plantas. El Museo Nacional se encuentra muy cerca de la galería. En este caso, la entrada es de 4 euros y permanece abierto de Martes a Domingo.
El museo de las Armas, se encuentra en la torre de Miguel. Este museo, al igual que el anterior también cierra los Lunes. En este podrás encontrar una colección de armas de la época, pero es que además, puedes disfrutar de unas vistas a la ciudad desde su terraza superior. 
Y por último mencionar Danubiana. El museo de Arte Moderno hasta el que podrás llegar en barco desde el centro de la ciudad o en transporte público. Este museo fue inaugurado en el 2000 y dispone de exhibiciones de artistas no solo eslovacos, también europeos como Joan Miró, Antoni Clavé o Karel Appel.

5. Devin


EL Castillo de Devin se encuentra a escasos kilómetros del centro de la ciudad, fácilmente accesible en transporte público. Este castillo se encuentra en la confluencia del rio Morava y Danubio, por lo que podrás disfrutar de unas maravillosas vistas mientras disfrutas del paseo. En la actualidad, se encuentra en ruinas ya que Napoleón pidió su demolición en 1890. Aunque aún se encuentran en buen estado de conservación la torre de la virgen, una antigua torre de vigilancia y parte de la muralla. El castillo llegó a albergar una iglesia de inspiración bizantina, el castillo medieval, un palacio y una fortaleza.  Actualmente e castillo alberga un museo.  

6. Lagos


Si visitas Bratislava, no olvides en llevarte tu traje de baño porque puedes encontrar muchos lagos en los que darte un chapuzón. Eso sí, no esperes que sea el mejor lago que habrás visto, pero es lugar de reunión de locales y expatriados para tomar el sol, darse un baño y tomarse una cerveza en buena compañía. 
Zlaté Piesky es uno de los más visitados, ya que para llegar, tan solo tienes que subirte en el tram n4 hasta su última parada. Además este cuenta con la posibilidad de hacer Wakeboard, jugar a volleyball o flyboard.
Divoká Voda es un complejo de deportes, en el que practicas rafting, conducir moto de agua, kayak o esquí acuático. Se encuentra en el antigua cauce del rio Danubio en el cruce de dos de sus canales y podrás acceder a este en coche o autobús. 
O Kosariska, este se encuentra en Dunajska Luzna. Una pequeña población a pocos kilómetros de la ciudad de Bratislava pero conectada con tren. Este lago es la unión de 3 pequeños lagos de aguas claras, siendo Male Kosariska es el lago más famoso ya que cuenta con más facilidades que los otros dos. 

7. Bunkers


Hay un total de 15 bunkers a lo largo del borde entre Eslovaquia y Austria que fueron construidos y utilizados en la Segunda Guerra Mundial como defensa de los Checoslovacos contra los Nazis. Los dos bunkers en mejor estado son el 4 y el 8. En ellos puedes encontrar objetos utilizados como uniforme, el equipo de radio con el que se comunicaban y por supuesto, réplicas de las armas y artefactos. Si planeas tu visita, asegúrate de que están abiertos ya que durante el horario de apertura hay voluntarios que te cuentan la historia y te acompañan para que visites el interior del bunker. Aunque estén en las afueras, puedes acceder en transporte público (autobús ruta número 80) o en bici. 

Más sobre Bratislava
Volver a la vista general